Holedeck

Español | English

SEGURIDAD SANITARIA

SÍNDROME DEL EDIFICIO ENFERMO / SICK BUILDING SYNDROME

Aportaciones Holedeck que incrementan la seguridad sanitaria frente a pandemias como el COVID-19

 

Edificio de oficinas LOGYTEL I+D ejecutado con forjado Holedeck

 

Síndrome del Edificio Enfermo (SEE) o Sick Building Syndrome (SBS) es el nombre que se da al conjunto de síntomas diversos y que no van en general acompañados de ninguna lesión orgánica o signo físico que presentan, predominantemente, los individuos en edificios afectados.

En la práctica los edificios enfermos son una parte de los edificios que presentan problemas: sus ocupantes presentan quejas referentes a su salud en una proporción mayor a la que sería razonable esperar (>20%) y las causas son difíciles de identificar dado que en muchos casos tienen un origen multifactorial (1).

Como cifra de referencia consideremos que de 35 a 45 millones de americanos sufren síntomas asociados al SEE / SBS. Según la EPA (Environmental Protection Agency, U.S.A.) el aire interior llega a estar de 6 a 10 veces más contaminado que el exterior (2).

El SEE/SBS se puede desarrollar gracias a contaminantes ambientales, olores, ausencia de iones negativos, Iluminación inadecuada, ruido, vibraciones, falta de comfort térmico, humedad relativa inadecuada, ventilación insuficiente o factores psicosociales diversos (3).

Ante esta realidad parece necesario mejorar el Control de Calidad del Aire Interior (CCAI) para detectar casos de ventilación inadecuada (parámetros físicos), así como presencia de contaminantes químicos de procedencia interior o exterior al edificio (parámetros químicos), ó contaminantes biológicos en el aire que circula por el sistema de ventilación (parámetros microbiológicos).

 

SISTEMAS DE INSTALACIONES Y SEE/SBS

 

Los contaminantes biológicos proceden en muchos casos de bio-aerosoles (partículas transportadas por el aire, constituidas por seres vivos, o sustancias que han sido liberadas por un ser vivo) frente a cuya presencia solo podemos actuar eliminando materiales contaminados y por tanto la fuente de amplificación y diseminación interior.

“Los estudios realizados en Europa sugieren que el SBS está asociado con los sistemas mecánicos de ventilación que utilizan humidificadores y refrigerantes […] Concretamente, el área de las superficies con materiales lanosos, superficies empapeladas, y la cantidad y proporción alergénica de polvo del suelo se han relacionado con la incidencia de trastornos. El origen de una deficiente calidad del aire interior puede ser diferente para distintos edificios, pudiendo ser en ocasiones el propio sistema de ventilación” (4)

El  polvo es el principal agente transportador de sustancias alérgicas, compuesto de una gran variedad de elementos orgánicos e inorgánicos, que incluyen fibras, esporas, granos de polen, mohos, insectos y ácaros;  se estima que aproximadamente de un 40 a un 80% de los asmáticos están sensibilizados a alguno de estos compuestos y los síntomas que produce van desde una pequeña irritación a problemas respiratorios graves, que pueden derivar incluso en  patologías crónicas.

La suciedad propicia el crecimiento de aerobios y hongos, siendo esta la causa de más del 37% de bajas laborales y de las dolencias provocadas por el denominado Síndrome del Edificio Enfermo (alergias, dolores de cabeza, irritaciones de ojos y oídos, problemas respiratorios, neumonías, etc)

 

Interior de conductos de ventilación convencionales con suciedad acumulada

 

EDIFICIOS SANITARIOS

 

Los males asociados al Síndrome del Edificio Enfermo son especialmente preocupantes en el caso de hospitales y centros sanitarios, donde la presencia conjunta y constante de enfermos (inmuno-deprimidos en muchos casos) y visitantes del exterior agrava el gran número de infecciones nosocomiales (adquiridas en el interior del centro sanitario) y dolencias de carácter respiratorio.

Resulta contradictorio encontrar espacios de difícil acceso y acumulación de suciedad en lugares que requieren la máxima higiene y asepsia.

Los conductos de ventilación en centros sanitarios deben estar provistos de registros para inspección y limpieza de acuerdo con la norma UNE-ENV 12097, siendo la comprobación higiénica de las instalaciones de acondicionamiento de aire especialmente necesaria en los ambientes clase I (5).

Según la Normativa A6-0239/2009:

“(b) potenciar la prevención y la lucha contra la infección en los centros asistenciales y garantizar el nivel más elevado de limpieza, de higiene y, si es necesario, de asepsia”

“Para prevenir las infecciones nosocomiales es necesario garantizar el nivel más elevado posible de limpieza, higiene y, si es necesario, asepsia de todos los materiales con los que los pacientes estén en contacto» (6),

Comparativa y ventajas que ofrece Holedeck frente a sistemas convencionales

HOLEDECK

 

Ante este problema ¿Qué aporta HOLEDECK?

Una solución sencilla: hacer que los conductos de ventilación y climatización sean totalmente accesibles a personal de limpieza no especializado.

 

Forjado HOLEDECK tratado con pinturas anti-moho en edifico de oficinas LOGYTEL I+D

 

Operario incorporando instalaciones en forjado Holedeck

 

 

Puede consultar Normativa y Soportes Legales pinchando aquí.

 

[1] Ministerio del Trabajo y Asuntos Sociales: NTP 289Síndrome del edificio enfermo: factores de riesgo”. Mª José Berenguer Subils, © INSHT

[2] Datos procedentes de IBE: The International Institute for Bau-biologie® & Ecology es una organización educativa sin ánimo de lucro fundada en 1986 / 501(c)(3). (http://hbelc.org/).

[3] Ministerio del Trabajo y Asuntos Sociales: NTP 289Síndrome del edificio enfermo: factores de riesgo”. Mª José Berenguer Subils, © INSHT

[4] Ministerio del Trabajo y Asuntos Sociales: NTP 288 ”Síndrome del edificio enfermo: enfermedades relacionadas y papel de los bioaerosoles”. María del Carmen Martí Solé y Jordi Obiols Quinto, © INSHT

[5] Ministerio del Trabajo y Asuntos Sociales : Tabla 8 del documento NTP 859 “Ventilación general en hospitales” © INSHT

[6] Normativa europea A6-0239/2009, “Propuesta de Recomendación del Consejo sobre la seguridad de los pacientes, en particular la prevención y lucha contra las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria” Enmienda  28 Propuesta de recomendación Parte I – capítulo III – punto 1 – letra b